Todo un espectáculo, aún más grandioso que en ediciones anteriores, ahora en su nueva sede en Genk

Texto y fotografía: Farrand Bloch. Fotos de estudio de los Bonsáis: Willy Evenepoel

 

 

Primer Premio Noelanders Trophy 2015: Andrés Álvarez Iglesias, (España) con un Pinus pentaphylla (altura: 90cm)

 

Una nueva ubicación, en una ciudad distinta y no en el mes de enero cómo acostumbraba a celebrarse, sino en el mes de febrero, no impidieron que el público asistiera entusiasmado como siempre, a este fantástico y multitudinario evento. El sábado, todos los asistentes se mostraban impacientes por visitar la exposición y desde primera hora ya se había formado una larga fila desde la zona de aparcamiento hasta la entrada principal. En un principio, la noticia del cambio de ubicación de la exposición para esta nueva edición, suscitó cierto descontento, pero una vez comprobado, el increíble nuevo espacio del “Limburg Hallen”, este desánimo quedó en el olvido.

Una sala de extraordinarias dimensiones conducía directamente a otra aún más grande, con unas maravillosas alfombras rojas que guiaban al visitante a lo largo del recorrido, al mismo tiempo que se deleitaban en la contemplación de los mejores árboles europeos.

Las demostraciones se llevaron a cabo, de nuevo en un escenario singular, el auditorio de un verdadero teatro, al igual que cuando este evento se celebraba en el antiguo edificio Muse. Una mayor iluminación y unas mejores condiciones de visibilidad, permitieron que las demostraciones llevadas a cabo por Salvatore Liporace, Ryan Neil y Seok Ju Kim, se convirtieran en auténticos espectáculos dignos de presenciarse. Los comerciantes se mostraron igualmente muy satisfechos, al poder contar con un espacioso recinto adjunto a la sala de exposiciones de los bonsáis, para acondicionar sus puestos de venta.

 

Lees meer !   Lees meer !   Lees meer !   Lees meer !    Lees meer !